domingo, 25 de julio de 2010


Iba a decir algo, pero un dedo imaginario se ha posado en mis labios... y callé.



Por hoy el silencio es mío.

2 comentarios:

SOL dijo...

Lo bueno de los blogs es que podés contar esas cosas que en la vida real no querés contar, sin perder el silencio ;)

Gabrielli dijo...

Hey!!! Se agradece tu visita! =D

Sabés algo? En realidad los blogs / redes sociales en definitiva forman parte de la vida real, ya que son un reflejo del pensamiento y cuando uno piensa, vive.

Por otro lado como bien decís, tienen la ventaja de ser (si uno lo desea) alter-egos, algo similar a cuando Sabina habla de las distintas vidas posibles en "La del pirata cojo".
El problema es cuando pasan a ser LA vida real, el único contacto con la "sociedad" (!).