martes, 24 de agosto de 2010

Para vos... (II parte)


Sabés algo?

Cada tanto me pasa. Sí, cada tanto pienso en vos, qué estarás haciendo de tu vida, esas cosas simples, sencillas, cotidianas.

Te vi (nos vimos?) un par de veces a la pasada en este lapso es cierto, así medio a la distancia (sin palabras, tal cual lo pediste) como para no cortar lo que quedamos, ese silencio aveces necesario. Perpetuo? El tiempo lo dirá, supongo.

Aveces pienso en mis amigos como los horrocruxes de Tom Riddle (puede ser una pendejada de mi parte, una más...), cosas o personas donde se dejan pedacitos del alma/vida asociados en forma inequívoca unas con otras. No se pierden, quedan ocultos bajo montones de cosas -verdaderas y de las otras-, esperando a ser descubiertas nuevamente aunque sea en la memoria como esos momentos en que se fué feliz y la vida valió un poco más la pena ser vivida. Porque en definitiva los amigos son ese extra que nos hace sentir importantes aunque sea un ratito, el dulce (marroc por caso) después de la comida.

Ojalá estés bien. Yo sé que sí, sos fuerte, muy fuerte e inteligente. Te lo merecerías, por lo menos.

Hasta la próxima vuelta de la vida...

4 comentarios:

SOL dijo...

Es tan difícil dejar ir...

Gabrielli dijo...

Sí y no, Sol. Es también el darse cuenta que hay tiempos que no necesariamente coinciden y bueno, todo es por algo.

Nina Regina dijo...

Hoy me pasa algo parecido, justo estaba imaginando cómo sería reencontrarme con esas personas que van quedando al margen de nuestra vida en alguna otra vuelta...supongo que aún me resulta difícil de entender cuando las cosas se terminan o cambian,
Lindo post! Saludos,

Gabrielli dijo...

Hola Nina! Gracias por acercarte a mi bloguito y comentar :)
A mí me costó muchísimo, la verdad, soy bastante apegado (típico de familia tana). Pero luego empecé a pensar en las personas como planetas con elipses de distintos tamaños (c/u con sus trayectorias y velocidades) que en determinados momentos sus recorridos se tocan y confluyen provocando cambios mutuamente, pero que por X razones en algún momento se separan. Soy un absoluto convencido de que en algún momento se volverán a juntar, aunque sea como estelas que dejaron tras su paso.

Saludos,

Yop.