sábado, 27 de noviembre de 2010

Alas de tango...

Hoy escuchando de todo un poco, pasó por mi compactera (sí, todavía compro discos cada tanto) un compilado en el que estaba incluída esta bellísima canción de L. Gieco. No es santo de mi devoción ni mucho menos, pero en este caso creo que vale la pena dedicar unos 5:37 a escucharla... es tremendamente bailable y muy respetuoso del estilo.

Disfrútenla...


"Su frágil figurita iluminaba el salón 
presencia de alas de tango alucinado y seductor 
si Scola la hubiera visto se la llevaba con él 
tan pálida, en su vestido negro, volaba de placer. 
 
El tiempo no era tiempo en aquel lugar 
un solo gozo era ver las parejas bailar 
cada giro en mi cabeza fué una historia 
Buenos Aires con su magia se metió en mi memoria. 
 
Aromas de la noche entraban por el ventanal 
reinaba el dos por cuatro en las inquietas miradas 
acariciaba el bailarín su linda espalda 
hacía girar sus pies al compás del alma. 
 
Alas de tango llenaban de luna la penumbra 
y en un brindis de champagne la sala fué quedando a oscuras 
el día que se baile tango en las calles del amor 
cara a cara, ojos cerrados, corazón a corazón. 
 
Cada giro en mi cabeza fué una historia 
Buenos Aires con su magia se metió en mi memoria. "

4 comentarios:

SOL dijo...

Leon Gieco tiene menos tango que yo, el tema está bueno, pero eso no es tango!

Gabrielli dijo...

Sabía que ibas a saltar! Jajajaja ;)

Vos sabés que para mí (opinión absolutamente personal) sí lo es? Obviamente que no tiene nada de referencia del tango arrabalero de los años 1940 de Rivero (ni siquiera al estilo Julio Sosa) y menos anteriores, sino algo más cercano al cancionero de Eladia Blázquez. Te juro que si le cambiás la instrumentación, volando la batería y los intrumentos eléctricos y poniendo un contrabajo + un piano (+ el bandoneón que ya estaba) con músicos que SEPAN de tango ya suena otra cosa. Y ni hablemos del cantante que (como ya dije al principio) no es santo de mi devoción y coincido con vos que de tanguero no tiene nada.

SOL dijo...

jajajjajajajaja o sea, si cambias tooooodoooooooo puede llegar a convertirse en un lindo tango... jajajajaja

Gabrielli dijo...

Algo así, jajajaajajajaajajaa

La cosa sería que tanto la música como la letra tienen bastante que ver con el género, pero el arreglo (salvo el bandoneón que está bien puesto) y el cantante pos no. Es como cuando escuchás "Tinta Roja" por Calamaro (Andrés). Es un tangazo como Gardel manda, pero el otro no sabe cantarlo.