martes, 19 de abril de 2011

He dicho VI

Hay momentos en que dos o tres palabras cambiarían tantas cosas... un "hemos recibido su cv y quisiéramos concertar una entrevista" o similar... me haría TAN feliz...

6 comentarios:

cass dijo...

Te puede pasar que vayas a una entrevista y no sea para nada lo que esperabas y te sentís peor porque te habías ilusionado que era tu pase al mundo de la felicidad... Mierda, te lo digo por experiencia propia: la última entrevista me desespere tanto en llegar puntual y el mundo conspiraba en mandarme piquetes por doquier que pagué un taxi por 5 cuadras para durar 2 minutos en la oficina y decir "mh, no es lo que esperaba, gracias". Llegué a mi casa y saqué mi lado infantil cuando me sumergí en dos segundos de llanto para después poner música mueve-cachas.

Lola dijo...

Iba a hacer un comentario muy zen... pero mas abajo leí que no sos nada Zen.

Gabrielli dijo...

Cass: es cierto (de hecho me pasó), pero por lo menos sentís que ALGUIEN gastó 2 segundos en leer tu cv y no que fué directo a la papelera de reciclaje...

Lola: me interesa la filosofía Zen, lo que pasa es que me cuesta un huevo por toda la tanada que tengo encima (TODA la línea paterna). De hecho fijate que mi símbolo preferido y que quisiera tatuarme es el Yin-Yang, a ver si así me entra jajaja
Venga ese comentario!

cass dijo...

¿Te das cuenta que dejamos que afecte nuestro animo que otras personas nos califiquen para algo? Malísimo. ¡No permito que te pongas mal! Ya te van a llamar, ya me van a llamar y festejaremos virtualmente jajaj

Gabrielli dijo...

Tranca Cass!
La sangre todavía no llegó al río.
Ya llegarán los festejos y etc (pero que no se tarden!!!! ) :-P

Lic_jasper dijo...

Espero ese momento con ansias, mi laburo se esta volviendo insoportable!