jueves, 26 de mayo de 2011

De un café pasamos a...

"El local estaba casi vacío. 

Mientras tomaba su café observaba esas dos corrientes que iban y venían a los costados del Obelisco. Era bastante excepcional esa gran masa vehicular para un día sábado -pensaba distraídamente-.

De repente, un -"Hola, tan temprano!"- la sobresalta, volcando un poco del líquido caliente del pocillo sobre el plato que lo acompañaba pero sin pasar a mayores. Iba a protestar pero cuando vió de quién provenía el saludo no pudo evitar una sonrisa, seguida inmediatamente por una expresión ceñuda mostrando que no olvidaba su enojo anterior, aunque sabía muy buen que utilizando esos lentes tenía cierto aire caricaturesco.

-"Es que hacía mucho tenía ganas de venir acá y nunca se daba la oportunidad" -contestó mientras secaba el borde de la taza para evitar una mancha indisimulable en su camisa clara que llevaría toda la tarde. Había estado pensando toda la mañana después de la ducha qué ropa ponerse y no era la idea, no hoy.

Estuvieron hablando de bueyes perdidos, caminos tomados y todo lo demás por un tiempo extenso. En un momento ella dice -"Me traés la cuenta? Parece que no va a venir hoy"- . Cuando le deja el papel -después de mirar nuevamente por la ventana- firma el lugar punteado. Se pone su saco, agarra la cartera y sale.

El mozo junta la bandeja con el ticket y un momento antes de entregarla en la caja algo le llama la atención. Lo revisa y encuentra (lo que parece) un número de teléfono acompañado de la leyenda "avisame cuando salgas".

Un día distinto... para dos.

6 comentarios:

Reina dijo...

A ver si entendí...
¿Se conocían con el mozo de antes...?
¿Ella esperaba a alguien que no vino...?
¿COnsideró al mozo como segunda opción...?

Lola dijo...

una noche distinta también?

Gabrielli dijo...

La suerte de tener el autor a mano jajaajaja

A ver...

Reina (de corazones):

1) La prota dice "(...) nunca se daba la oportunidad." Al café (suponemos) que es la primera vez que entra. Si lo conoce al mozo de otro lado, no tengo idea.
2) Así es. Evidentemente quedó con alguien que nunca apareció. Si amigo/a, compañero/a de alguna actividad, novio... who knows.
3) Digamos que decidió cambiar el rumbo de su día. No podemos decir que sea una segunda opción porque no sabemos si había una primera ;-)

Lolita: Perhaps... ;-)

Lola dijo...

Solo porque me acordé.. volví a contarte una vez quise hacerme la chica de tu escrito... el papel lo recibió una moza que resultó ser la esposa del mozo. Un papelon. LIteralmente

Reina dijo...

Es una verdadera suerte tener al autor a mano... ;)

Me desconcertó eso de "Hola, tan temprano!" como si siempre fuera a ese lugar pero más tarde...
Y luego que ella:
"Iba a protestar pero cuando vió de quién provenía el saludo no pudo evitar una sonrisa"

por eso me dió a entender que se conocían de antes... pero si no era así... bien por ella...!!! :)

Gabrielli dijo...

Lola: noooooooooo !!!! Yo lo hice hace muchos años en un colectivo local. Debo admitir que no me fué mal ;-)

Reina: Los mozos porteños son 100 % confianzudos, y más los de microcentro. Y convengamos, agarrársela con el mozo un sábado temprano no da... además, imaginate si caía la persona que ella esperaba y la encuentra enojada o discutiendo, queda como una agreta. ;-)