lunes, 6 de junio de 2011

Encuentros...

Quiso encontrar el error, ese hueco en sus palabras
pero sabía que lo esperaba la siempre paciente resignación.
No existía la mínima posibilidad de redención
pues no había nada que perdonar.

Estaba claro que no había mentiras sino olvido,
tampoco errores ni omisión,
porque sólo existen (bien lo sabe el poeta)
mientras perdure su recuerdo.

Y tuvo miedo.

Pensó en la hipocresía, en la mentira, en la falacia,
todo aquello que justificara las sospechas
que en el fondo sabía infundadas,
pues la vuelta de página había sido dada.

Caminó muchos senderos, sin prisa con paso austero,
sólo veía un par de huellas en la acera.
Pensó en la noche larga que sucede al día,
en las horas postreras a la cena.

Y lloró.

Gotas corrían  por las pálidas mejillas,
unas tras otras al suelo caían.
Nada detenía su camino,
solo se escuchaban sus gemidos.

Y tan en sus pesamientos se encontraba
que no vió la brillantemente triste mirada
que en la misma vereda se encontraba
mas en sentido contrario avanzaba.

Y se detuvo.

Ante él, tendiéndole su frágil mano y un pañuelo
que ansiaba demostrar su vida propia
deslizándose lentamente hacia el suelo
pues de ella habíase escapado.

Lentamente lo juntó de aquel lugar
para a su dueña finalmente devolver
pero ella negóse ante el ademán,
pues a él siempre lo quiso entregar.

Y se hizo más pausado el caminar...

... de a dos.

4 comentarios:

Reina dijo...

Me gusta ese caminar pausado de a dos...
Compañeros de la vida... :)

Gabrielli dijo...

Estoy demasiado optimista últimamente... tamtos finales felices no es bueno jajaja.
Hablando en serio, me alegro que te haya gustado ;-)

Pato dijo...

Siiiii, viva el optimismo y los finales felices!!!!

Está bueno hacer ganar al perdedor aunque sea una maldita vez!
¿por qué no?
Ahí van de la mano perdiéndose en la calle entre el humo del volcán y no les importa nada mas que esos pasos juntos.

Saludos!

Gabrielli dijo...

Fe de las ratas (sic): donde dice "tamtos" debería decir "tantos". :-P

Pato: en realidad, más que del volcán famoso (que emula al viejo y casi olvidado Hudson) me estaba acordando de todos los residuos no recogidos por CLiBA, así que no creo que caminen mucho. Además... mmm... hace frío. ;-)