miércoles, 1 de junio de 2011

Qué día Señor, qué día!

Ah, sí... darme cuenta que me olvidé mis hermosos lentes (debutando con ellos hace tres semanas) y mi mp3 (donde tengo mi hermoso firefox 3.6) condenándome al HORRIBLE IE6 del trabajo (entre otros eventos no muy agradables), me hace dar cuenta de dos cosas:



1) La noche se hizo para dormir, no para ver pelis.

2) No me tendría que haber levantado.

3 comentarios:

Lola dijo...

la noche se hizo para tener sexo desenfrenado... y el día... bueno el día también.

Reina dijo...

Los anteojos son un mal necesario...
La noche se hizo para disfrutarla... te lo dice una nocturna... ;)

Gabrielli dijo...

Lola: OJALA! Sarna con gusto no pica (dicen). Me hiciste agarrar nostalgia, mirá... :-P

Reina: Dolores de cabeza va, cansancio de la vista viene = Astigmatismo. Es muuuy leve, pero me llama la atención lo rápido que me acostumbré a usarlos :-?
Yo soy de acostarme tarde (MUY) pero si son varias noches seguidas el cuerpo me pasa "galletitas de salvado"* :-/

*= Iba a decir factura pero me dijeron que de nombrarla nomás uno engorda como lechoncito adobado :-P