jueves, 2 de junio de 2011

Sin título 15

"Porque no es la única sensación esa que espero,
aunque el cansancio se apodere de mi voluntad.

Hubo un ciclo lleno de momentos,
de tardes, mañanas y silencios.

Pero el último barco todavía no zarpó
y el viento no abandona las velas.

No basta la imaginación para enfrentar al deseo
y en el reloj de arena corre el tiempo.

Tampoco sabemos lo que hay detrás del horizonte,
donde entre las nubes asoma un nuevo amanecer.




Quizás sea la hora de hacerse a la mar... "

5 comentarios:

Reina dijo...

Es muy esperanzador....!!
Voy a leerlo varias veces.... ;)
Y debería pegarlo en la heladera para leerlo cada mañana mientras veo correr la arena en el reloj del tiempo... :(

Gabrielli dijo...

Y... de vez en cuando salen esas cosas jajajaja

;-)

Lola dijo...

Opa pa opa papapa
nana nana nna nanana

No se pero se me vino la melodía del farolito a la mente...

Un post buena onda...
Por suerte simpre hay un barco... solo a hay que correrse el velo de ojos para verlo...

ja... solo... como si eso facil fuera...

Gabrielli dijo...

Loli, me trajiste recuerdos con ese tema (no preguntes) jajajajaja
Creo que el velo de los ojos (que esté o no) depende de si todo el tiempo buscamos tener el control sobre las cosas / personas que nos rodean. Es decir, nos lo ponemos nosotros solitos, cuando dejando fluir en una de esas para algunas cosas puede ser más sano... digo, supongo.

Lola dijo...

de prnto... me parece.