martes, 23 de agosto de 2011

4 versos para un momento...

Quizás mi cuerpo ha decidido desentenderse de mi mente
y el sentido de la vida pasó de "full time" a "estamos trabajando para usted".

Por eso hoy no hay responsabilidades salvo la de llenar mi almohada de cabello
y que el reloj no marque la hora de siempre en el momento menos oportuno.

8 comentarios:

Pato dijo...

Ja, yo soy la condesa Pátula y te vine a dejar un saludo por la ayuda tecnológica =P

escribo con m/izquierda ;)

chau!!

Sandra dijo...

Deduzco que no sos pelado ;)

Un saludo

Gabrielli dijo...

Hola Condesa!!! jajajaaja

Me alegro que te cuides un poco! Yo con la zurda no tengo dramas... bueh, sí, soy zurdo :-P
No hay por qué! En caso inverso hubieras hecho lo mismo ;-)

Un beso!

Gabrielli dijo...

Sandri: Mmmmm nop, por suerte ese destino fatal no ha tocado a mi puerta jajajaja

La verdad es que vengo con un cansancio mortal y por eso me vine al cuchitril temprano faltando a clases :-P

Otro beso para vos también!

Yoni Bigud dijo...

Son suficientes responsabilidades. Demasiadas le diría yo. Trate de tomárselo con calma. Esté tranquilo.

Un saludo.

Pani dijo...

Para eso existen las neurociencias, digo...
Cordialmente,
Yo.

Niño Errante dijo...

El de arriba soy yo, pero trasvestido.
Cordialmente,
Yo.

Gabrielli dijo...

Yoni: La verdad es que soy de los que les cuesta bastante quedarse sin hacer nada. Si bien hacer nada es algo, pero yo no puedo. A duras penas tengo los lunes a la tarde y los sábados libres... así estoy, fíjese :-P

Pani (alter-ego de Niño Errante, alter-ego de Yo) : Creo que las neurociencias pasaron de mí... o yo de ellas, aún no lo tengo muy claro. De todas maneras, un pequeño descanso cada tanto viene bien.

Niño (alter-ego de Yo): Creo que todo el mundo en cierto modo es trasvestido (empezando por los alter-egos blogger), así que no te preocupes ;-)