miércoles, 30 de noviembre de 2011

Pasos vacíos

Si (te/les) tuviera que decir algo quizás sería que me inquieta la quietud de las palabras. Las palabras son aquellas cosas que no tienen sentido si no se les otorga, y necesitan especialmente que las juntes/n con alguna intención (o no) de tratar de llegar a algún lado, porque apilarlas y que se entiendan porque sí no da.

Por cierto, busqué y rebusqué entre aquello que probablemente tenga algún significado pero por alguna razón su contenido ha ido a parar al fondo de los vasos en algún bar de puertas abiertas, persiana baja y mudanza constante, así que difícilmente llegaré por las noches hasta alguna madrugada.

Y estoy cansado de estas siete vidas que me han tocado en suerte, gracias a Dios y su (últimamente) continuo desvarío y acepte de coimas bajo la mesa por parte de algunos (que no soy yo) como adelanto de la deuda que todos tarde o temprano pagamos.

Puede que el perfecto ingenuo que nunca dejó de habitarme aún recorra en sueños las calles en busca de la fuente que permita permanecer en esos lados antes de seguir... cuando el despertador suene y me recuerde (como si hiciera falta) que nada está en el mismo lugar.

Nada.

9 comentarios:

Pato dijo...

Pffffff, estamos sintonizando el mismo dial?

Qué impresión, parecés yo!

Besos.

Gabrielli dijo...

Eso me temo, Pato! Ultimamente (sí, parezco Ismael Serrano) ando bastante cruzado. Quizás el cansancio me está pegando mal + el replanteamiento de algunas cosas.
En fin, calculo que pasará... o eso espero.

Besos!

Lunática dijo...

Y sí, últimamente estamos medios perdidos nos han vencido viejos fantasmas, nuevas rutinas... Y la vida nos parece una fiesta
a la que nadie
se ha molestado en invitarnos...
Tu comentario en mi blog, al leer tu entrada, adquiere más relevancia. Saludooooooooooooos!

Gabrielli dijo...

Te juro que a la noche, cuando leí tu entrada, pensé:
pero qué, todo el mundo está para atrás!!! Y lo peor es que ESE tema de Ismael me cayó redondo para un día como el de ayer, en que estaba con una mezcla de indignación, cansancio de todo y perplejidad.

Quizás, el problema de las palabras del que hablaba en el post es que ellas por sí solas no significan nada, dependen de quién las lee y su capacidad / calidad de interpretación (como en el caso de las letras de Ismael, Sabina y tantos por poner ejemplos). Es todo un desafío el ser comprendido tal como uno quiere... y ciertamente un bajón cuando se capta otra cosa o directamente lo contrario. En fin, c'est la vie!
Beso!

Reina dijo...

Me quedo con tu último comentario....

"Es todo un desafío el ser comprendido tal como uno quiere... y ciertamente un bajón cuando se capta otra cosa o directamente lo contrario."

Cada uno lee lo quiere leer e interpreta lo que quiere interpretar... el texto está vacío de entonaciones y sentimientos y llenamos esos huecos con los nuestros, que generalmente no son los mismos que los del autor...

Bello texto...! :)

Niño Errante dijo...

A veces la oscuridad no está en la noche.
Cordialmente,
Yo.

Doamna care plânge dijo...

me re gusto me identifique ♥!

Gabrielli dijo...

Veamos...

Reina: Estoy en una pequeña disyuntiva: sé que escribo mejor de lo que hablo (calculo que por el simple hecho de poder tomarme mi tiempo) pero hay veces por esta cualidad (defecto?) del texto en ocasiones no se capta del todo la idea de lo que quiero decir, lo que me ha traído más de un problema. Resignación y valor... para servir a la patria!

Niño errante: Descripción correctísima del post. Me pongo de pié y me saco la peluca en reconocimiento!

Doamna: merci, mademoiselle! ;)

Reina dijo...

La mayoría de nosotros escribimos mejor de lo que hablamos... por eso tenemos un blog y no disertamos en público... Dios nos libre de disertar en público... jaja... y no hay cualidad o defecto en ello simplemente es así... no leemos por el sólo placer de disfrutar las palabras del otro... leemos porque necesitamos ver nuestros sentimientos reflejados en alguna parte... y es ahí donde mezclamos la intención de lo quiso decir el autor con nuestros propios sentimientos...
Pero no te preocupes, nos pasa a todos... hasta la Biblia tiene diferentes interpretaciones según quien la lea... :)