martes, 10 de enero de 2012

Sin título 25

Y la gata nunca dejó sus cabellos (y ese perfume tan particular) en mi ropa...



(siempre)

estuvo en la otra habitación con la puerta cerrada.

12 comentarios:

Reina dijo...

mmmm.... qué gata...? me perdí de algo creo...

Gabrielli dijo...

Nunca te pasó de ir a un lugar donde vos sabías que había alguien que podía dejar marcas imborrables pero en ese momento no estaba presente?

Ejemplo práctico: vos tenés una amiga de toda la vida a la que vas a visitar y su hermano (al que no querés ni ver pero vive con ella) justo estaba ocupado en otra cosa así que no aparece. Bueno, ESO. ;)

Un beso!

Pato dijo...

Ay, a mi se me ocurre otro ejemplo práctico


vos tenés una amiga de toda la vida a la que vas a visitar y su hermana (a la que querés ver y que vive con ella) justo estaba ocupado en otra cosa así que no aparece.

¡¡¡Stoen!!!

Besos ;)

Gabrielli dijo...

jajajajaajaa noooo, Patito!!! La idea es que la pasás bien justamente porque quien no querés que esté no se presenta jajajaajajaja . Si está un@ de l@s dos (según lo que entiendo de tu comentario) ya no tiene gracia ;)

Un beso!

Pd: "Stoen" qué significa?

Yoni Bigud dijo...

La historia de mi vida: deambular por el exterior de habitaciones cerradas con llave.

Un saludo.

Gabrielli dijo...

Lord Bigud: no todas las puertas deben ser abiertas, aún teniendo la llave. En algunas ocasiones puede ser contraproducente.

Un saludo para Ud!

Asturiela dijo...

Que buena ilustración!
se parece mucho a la dama de las ilusiones que hay en mi vida, una mujer sin forma que pasa inadvertida para el resto de los humanos pero que siempre para mi será muy diferente.

Gabrielli dijo...

Asturiela: la verdad me place enormemente que hayas decidido comentar un post mío, soy un gran admirador de tus textos.

En cuanto ví esa imagen me hizo recordar esas viejas vedettes o madamas que, aunque ya ha pasado su esplendor, aún conservan un "nosequé" sensual y profundo capaz de marcar para siempre a un hombre y, a su vez, generar cierto respeto en las mujeres.
La ilustración pertenece a la artista Fabiola Solano Luna ( http://i-lustraluna.blogspot.com/ ).

Muchas gracias nuevamente!

JeSs dijo...

Por que el hombre siempre habla de GATAS a verrrr!!! jajajaa en fin como toda gata se te fue por la cornisa :P
Lo sigo señor!
Saludos y buen finde!

Gabrielli dijo...

JeSs: Mucho gusto y gracias por sumarte!

Mirá, lo de la gata era absolutamente literal... ES una gata jajajajaja

Saludos!

Anin dijo...

Pobre boo!!!!

Gabrielli dijo...

Es que no daba que Boo me llenara de pelos, hermanita ;)
Además vos sabés que soy re-bichero, así que seguramente le haría upa con las consecuencias antedichas jajajajaja

Un abrazote!