viernes, 1 de junio de 2012

Hoy diría que sí... (Mi vida yo IX)

Estar incordioso, un tanto intolerante, dolor bastante seguido de cabeza, poca memoria, mucha ironía... todos aparentes (seguros?) signos de un cansancio físico y mental importante por el tema laboral (jornadas XXXL bajo presión permanente, etc). No creo que sea la famosa cuestión de que con la edad uno (en este caso yo) le agarran achaques y se pone escorcha, porque si a los 32 y monedas (meses) estoy así no me quiero imaginar a los 50, 60... o 33.

Hoy (o mañana, pongámosle) aceptaría gustoso un desconecte, tal como viajar, ir a un parque, tomar algo, un buen libro, LO QUE SEA. Nótese el descenso de pretenciones...

... y sí, puede que tenga (un poco de) viejazo incipiente.



3 comentarios:

Reina dijo...

Qué feo de viejazo incipiente... che... viejazo es viejazo.... y que se le va a hacer... pero incipiente... no... eso nooo... es demasiado pronto.... ;)

Pato dijo...

Nada de viejazo, es esta puta vida de ciudad en la que uno entra porque hay que comer, vestirse, pagar alquiler o créditos o lo que sea que haya que pagar!

Tranquilo, todo pasa, no dura mil años la prisión o sensación de celda, uno madura la idea y de a poco va buscando salidas, maneras de escaparse de esa situación y como el que busca encuentra, un día sucede!!!

=)) Sos un niño, vamos de qué viejazo hablas?????

Besos!

Gabrielli dijo...

Reina: lo incipiente NUNCA es demasiado pronto por definición jajajajaja
Te aseguro que estuve sacadísimo esos días, me miraba alguien y lo golpeaba... con el bastón jajajaja
Un beso!

Patito: Me temo que vivo en esta "ciudad de pobres corazones", así que es perpetua la cosa :-P
Che, pará, que de niño no tengo nada, hasta me dejé barba candado jajajaja
Igualmente (es cierto) cada tanto me busco salidas. Casi nunca se dan como quisiera, pero bueno, hay que ponerle algo de onda, no? jajajaja
Un beso a vos también!