jueves, 19 de febrero de 2015

Sin título 36

La diferencia entre soñar y ser es el mínimo de personas necesarias para que cada una de estas acciones pueda materializarse.



 (Y no, no es una ecuasión sino la vida misma).

2 comentarios:

Reina dijo...

Sin sueños no se llega a ningún lado... primero hay que empezar por soñar y la vida nos mostrará el camino correcto... ;)

Gabrielli dijo...

CASI siempre es así, cara Reina! Peeero alguna que otra vez ocurren cosas que no se soñaban "ni por las tapas"(sic) jajaja