martes, 15 de marzo de 2016

Ponele que no es año nuevo, pero algo de eso hay. (Mi vida yo XXXIV)

Este 2016 no empezó con todas las luces prendidas, sí algunas intermitentes y otras pero cambiar. Por supuesto, no me refiero en general sino sobre mi persona. Moi. Yo.

Si bien Febrero amagó con una entrevista en que iba todo bien pero puf (una vez más) y un concurso que no pudo ser porque enfermé, no viene todo taaaan mal.

Por?

Resulta que ese mes de Febrero, aparte de lo que conté, lo estuve dedicando a full para terminar el trabajo de investigación con el que me recibía... además, era mi última chance porque se vencía la materia (Metodología de la Investigación Económica y Social) y, francamente, ganas de volver a cursarla no tenía. Nótese que ese trabajito me llevó casi dos años de rompedero de cabeza, quizás no tanto para volcar material (de hecho es bastante corto) sino para informarme y no mandar fruta al momento de defenderlo.

Bueno, resulta que el jueves pasado me presenté ante el profe, me dijo que por excepción me recibía el trabajo, le hizo un montón de correcciones de formato y que si lo llegaba a presentar al día siguiente (la fecha de exámen), por ahí me autorizaba a rendir.

Por supuesto me presenté con todas las modificaciones que pidió... y rendí. Y me hizo sufrir mientras le defendí a capa y espada cada punto y coma que escribí. Y tuve que corregirle ahí mismo en una compu la conclusión (sí...). Y lo miró. Y me miró. Y lo miré. Y nos miramos. Y me dijo:

-Gabriel. Está bien.

Ceja levantada de mi parte.

-Te apruebo el trabajo con 8 (ocho), no tanto por el trabajo en sí sino porque sabés perfectamente de lo que hablaste, no era un copy/paste. Se nota que estuviste investigando.

Mi sonrisa era de nuca a nuca, porque de oreja a oreja queda chico.



Me firmó la libreta, pasó la nota al acta volante, fuí a Rectoría y pude llenar la planilla para pedir el Título de Técnico Superior en Administración de Empresas (sí, y además soy cantante, como ya saben).

Así que mañana miércoles le llevo todo impreso, anilladito junto al proyecto y volver a retirar mi libreta (la usaron para revisar el Libro Matriz donde están volcadas todas las notas de todo el mundo) y el certificado de Título en Trámite.

Costó uno y 3/4 del otro, pero se llegó al final. Y, la verdad, no hubiera estudiado esta carrera de no ser por una persona que sabe convencer demasiado bien y confía/confió (excesivamente? who knows) en mi persona -o por lo menos eso me hizo creer (?) -.





Pueden seguir con sus vidas.
Pd: A todo eso, súmenle que cumplí 36 marzos ayer, lunes 14. Lo menos importante, claramente.

9 comentarios:

Veinteava dijo...

¡MUCHAS FELICITACIONES, GABI! Que estos 36 pirulines vengan repletos de muchos más éxitos y de mucha más garra, como la que pusiste para defender tu trabajo. Me alegra que, en la vorágine de querer recibirte, no hayas decidido mandar fruta, sino hablar sabiendo, porque eso define a los buenos profesionales...

¡Abrazo doble!

Gastel Etzwane dijo...

No sé si buenos profesionales, pero sí alguien que (por lo menos) leyó y/o revisó lo que estaba escrito por mí mismito :)

Pirulines... hacía rato que no escuchaba/leía esa palabra. Me gusta!

Por lo pronto, sé que es un año movidito y que traerá cosas. Desconozco si buenas o malas, pero hago mi parte.

Lunática dijo...

¡Felicitaciones, Gabrielli!! Que la sonrisa de nuca a nuca se repita en varias oportunidades de este año que recién comienza :)

Annie dijo...

No te hice creer nada... viste no me equivoque... proud :)

Gastel Etzwane dijo...

Lunática: Por lo pronto haré de mi parte lo necesario para que ello ocurra :)

Gastel Etzwane dijo...

Annie querida: Mmmm... vos decís? Por lo pronto estoy feliz de que me hayas insistido para que la hiciera. Y me alegra que te pongas orgullosa, te debo mucho -aunque para vos es quizás fué casi nada-. Besotote!

Annie dijo...

Saber que fui una buena influencia no es poca cosa... me alegra haber sido útil... de todas maneras el merito es todo tuyo... yo solo fui cabezota e insistí, plante una idea que hecho raiz...

Bellarmina dijo...

Un poco tarde, pero... FELICITACIONES!! Uno no se recibe todos los días y me imagino que la sensación debe ser única. Cuando lo viva, te cuento jaja.

Espero que estés bien!
Besos!

Gastel Etzwane dijo...

Bellarmina: Mucho gusto! Vos decís un poco tarde... y acá estoy, casi un mes después. Mil disculpas!

No sé, la idea de concretar algo, llegar al final de camino cumpliendo el objetivo y no sentirse derrotado no está nada mal.

Beso!