martes, 28 de junio de 2016

Mi vida yo XXXVIII (o no dejar colgado)

No sé, pero creo que hasta a la planta más perdida en medio del desierto la riegan de vez en cuando, aunque sea mediante la lluvia.

2 comentarios:

Dan dijo...

El agua no siempre viene de arriba

Gastel Etzwane dijo...

Claramente, estimado. Si está la posibilidad de buscarla -que no siempre-, hay que hacer como la montaña y Mahoma.