lunes, 31 de octubre de 2016

Es una luz que no dejaré escapar...






"Tu amor abrió una herida
porque todo lo que te hace bien
siempre te hace mal
tu amor cambió mi vida como un rayo para siempre,
para lo que fue y será (lo que fue y será).
La bola sobre el piano
la mañana aquella que dejamos de cantar
llegó la muerte un día y arrasó con todo,
todo, todo un vendaval
(y fue un fuerte vendaval).

Algo de vos llega hasta mí,
cae la lluvia sobre París
pero me escapé hacia otra ciudad
y no sirvió de nada porque todo el tiempo estabas
dando vueltas y más vueltas que pegué en la vida
para tratar de reaccionar, 
un tango al mango revoleando la cabeza
como un loco de aquí para allá (de aquí para allá).
Después vinieron días de misterio y frío casi como todos los demás
lo bueno que tenemos dentro es un brillante,
es una luz que no dejaré escapar... jamás.

Algo de vos llega hasta mí,
cuando era un pibe tuve un jardín
pero me escapé hacia otra ciudad
y no sirvió de nada porque todo el tiempo estaba yo
en un mismo lugar, y bajo una misma piel
y en la misma ceremonia. 
Yo te pido un favor,
que no me dejes caer
en las tumbas de la gloria,
gloria, gloria, gloria.

Algo de vos llega hasta mí,
cuando era un pibe tuve un jardín
pero me escapé hacia otra ciudad
y no sirvió de nada porque todo el tiempo estaba yo
en un mismo lugar, y bajo una misma piel
y en la misma ceremonia.
Yo te pido un favor,
que no me dejes caer
en las tumbas de la gloria,
gloria, gloria, gloria. "

2 comentarios:

Bellarmina dijo...

"Algo de vos llega hasta mí..."

¡Qué temazo!

Gastel Etzwane dijo...

"Cuando era pibe tuve un jardín... " ;)