lunes, 13 de febrero de 2017

Si el norte fuera el sur... (Mi vida yo XL -extra large-)

... yo no me habría mudado.

No, no me fuí a La Quiaca, Conchinchina o Europa (suspiro). Simplemente que estoy dejando el hermoso barrio de Belgrano luego de 10 años y medio por uno de los más antiguos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires: San Pedro Telmo, mas conocido como San Telmo. A pocas cuadras de mi nuevo domicilio yo viví en un hostel (el Buenos Ayres Hostel que he nombrado en otras ocasiones). Dicen por ahí que uno vuelve cada tanto a la zona de esta ciudad donde vivió primero. Ponele.

La cuestión es que estas semanas están resultando caóticas, entre pintadas, lijadas, plomerías varias, armar cajitas, cajas y cajotas... y eso sin contar el reacomodar horarios, distancias y demases.

Nuevo año de cambios...



... y yo sigo siendo el mismo (perhaps).

2 comentarios:

Veinteava dijo...

Creo que, esencialmente, lo mejor que es que sigas siendo la mejor versión de vos, independientemente de dónde estés.

Que este lugar nuevo te traiga lo que quizá no estás buscando, pero puede hacerte mucho bien.

¡Lo mejor, Gabi!

Besos

Gastel Etzwane dijo...

Siempre uno trata eso, no? De ser (o tratar de) la mejor versión de uo mismo. A veces sale, a veces no...

Tomo algo que pusiste:

"Que este lugar nuevo te traiga lo que quizá no estás buscando, pero puede hacerte mucho bien."

Punto para vos, querida.